«Historiarts» paralelas (21)

La diferencia entre falsificación y copia es sutil. De hecho, ni siquiera las leyes actuales definen demasiado bien el concepto.

Por las calles nos hemos acostumbrado a ver como cosa totalmente normal a personajes con sus mantas en el suelo y encima de ellas multitud de objetos. Bolsos, monederos, calzado… Todos de marcas bien conocidas y de precios inalcanzables que estos entrañables sujetos nos ponen a nuestra disposición con un coste al alcance de nuestros bolsillos.